Mari Ángeles posee un proyecto de negocio dedicado a la seguridad vial infantil. Hasta ahora hacía su venta online, pero dado al éxito se arriesgó a habilitar un local para la venta de sus productos. Ella lo tenía claro, quería conseguir un local con mucha personalidad y que hiciese un guiño a la velocidad, o algo característico del mundo del automovilístico. Consiguió una nave gigante con un portones inmensos donde ubicar su tienda y llamó a Voilà para hacer el ante-proyecto del nuevo local comercial sin perder la esencia de la nave Industrial.

Para el interiorismo del nuevo local, optamos por usar colores neutrales y muchos materiales naturales en contraste con los materiales industriales propias de la nave.
Para hacer un guiño a la seguridad vial del peatón o ciclista dimos una pincelada de color en Amarillo Flúor.

A continuación te explicamos las siguientes zonas del local:

  • La Pista de despegue!

La primera parte de la nave se denomina la “pista de despegue”. En esta parte podrán meterse los vehículos y probar los artículos sobre la marcha de seguridad infantil y en la posición correcta.

  • La casa del Peque!

Después de la zona de pista de aterrizaje y de despegue, se sube mediante la rampa a un lugar de exposición de más artículos y de asesoramiento. Esta zona la denominamos casa del peque.

Para diferenciar las distintas áreas usaremos diferentes pavimentos. Seguiremos con el “paso peatonal” que hay dibujado en el suelo pero de una forma un poco más conceptual. En lugar del paso de cebra convencional a líneas lo convertiremos en un paso peatonal a base de baldosas hidráulicas hexagonales. Éstos tendrán diferentes colores que nos recuerdan a las aceras, blancas, grises y algunos negros. Este paso guiará al pequeño astronauta y a su familia a entrar en la zona de exposición, pasando primero por la zona de juego y hasta llegar a la zona de asesoramiento.

  • Zona divertida

Para escenificar un poco la nave, que incluso ya se concibe como el hangar, se hará un cohete espacial de cartón.  El cohete tendrá un metro dibujado y una pesa a sus pies, para que se pueda medir y pesar al niño, cosa necesaria para el correcto asesoramiento en la compra de los productos.  Además de este cohete espacial, se hará un  “photocall”
con la silueta de un astronauta adulto más otro más bajo, para que los clientes
se haga la foto. En este photocall pondríamos el nombre de la tienda, y la dirección de Facebook para conseguir más clientela y hacer hincapié en las redes sociales.

  • Asesoramiento personal // Caja registradora

En el fondo del taller se encontrará una zona de asesoramiento personal para los papás.

Aquí estarán ubicados los diferentes escritorios con unas sillas bien cómodas y zona de proyección para explicar de forma óptima los diferentes sistemas que están a la venta.

  • Almacén

Hemos usado una cuarta parte del local como zona de almacenamiento que era totalmente necesaria. Esta zona de almacenamiento se tapa visualmente con unos tablones y puerta corredera de madera bien definida con sus líneas en Amarillo Flúor.